Clima y Temperatura

Como la mayoría de las ciudades del centro de Europa, Praga es una ciudad que en general suele tener temperaturas frías en invierno y templadas en verano. Claro que hay años que no cumplen estos criterios, pero son totalmente excepcionales.

El verano suele tener una temperatura media de 20 grados, como podéis ver no es que sea mucha, así que es un dato a tener en cuenta si vais a viajar es esta época. Lo bueno del verano es que es cuando más horas de sol vais a encontrar.

En primavera y otoño la temperatura baja un poco con respecto al verano, pero todavía vais a encontrar días bastante cálidos, eso si, el problema en esta época en la lluvia, así que no olvidéis coger un paraguas.

El invierno es bastante frío, con temperaturas que muchos días no superan los 5 grados, así que abrigaros bien si vais a viajar en esta época.