Iglesia de San Nicolás

Aunque es más pequeña y no es tan rica como la Catedral de San Nicolás de la Ciudad Pequeña, la Iglesia de San Nicolás en la Plaza de la Ciudad Vieja merece su lugar entre los lugares más apreciados y visitados de Praga. Si sólo pensamos en los ocho siglos que se ha mantenido y las maldades de la historia a las que se ha enfrentado, se ve desde un punto de vista totalmente diferente.

Iglesia de San Nicolas, Praga

Iglesia de San Nicolas, Praga

Las fuentes históricas mencionan este lugar de culto ya en 1273, originalmente como una iglesia parroquial, donde los husitas la usaban para predicar. Más tarde en el siglo XVII la iglesia cayó en posesión benedictina y después de sufrir un incendio, se convirtió en misión del arquitecto Kilian Ignác Dienzenhofer el darle un aspecto barroco en la década de 1730.

Iglesia de San Nicolas desde el Puente de Carlos, Praga

Iglesia de San Nicolas desde el Puente de Carlos, Praga

Posteriormente, la Iglesia fue cerrada durante el gobierno de José II y los caros decorados interiores fueron vendidos. El nuevo “edificio vacío” sirvió como un granero durante un tiempo y luego como un archivo de registro. No fue sino hasta 1871, cuando fue utilizado por la Iglesia Ortodoxa Rusa, que la iglesia vuelve a su propósito original. El único souvenor destacable de la era ortodoxa es la espléndida araña de cristal, hecho en fábricas de vidrio Harrachov en el norte de Bohemia.

El siglo XX trajo nuevas decoraciones con pinturas de estilo neo-barroco, las estatuas, y una escultura de tamaño natural de San Nicolás puesto en el nicho de la iglesia. Desde 1920 la Iglesia de San Nicolás ha sido una Iglesia husita, con hermosas torres y la cúpula verdosa barroco que se puede ver desde todo el casco antiguo.

El interior pintoresco puede ser visitado todos los días excepto los domingos, cuando la Santa Misa se celebra. También es un lugar muy apreciado para los conciertos de música religiosa y clásica.


Horarios de apertura de la iglesia:

La entrada a la iglesia es gratuita, salvo cuando hay conciertos. Está abierta los lunes de 12-16, de martes a sábado de 10-16 y el domingo para las misas de las 10.30 y las 12.15.


Cómo llegar hasta la iglesia:

Para llegar hasta la iglesia, hay que bajarse en la línea “A” del metro en la parada de Starometska, y seguir las indicaciones hasta la plaza vieja, lugar donde se encuentra la iglesia.


Si queréis localizar la Iglesia de San Nicolás en un mapa lo podéis hacer accediendo a nuestro Mapa de Praga