Antiguo Cementerio Judío




Se podría pensar que es un poco peculiar invitar a alguien a un lugar como un cementerio. Judíos o no, somos seres humanos y el recuerdo de tiempos remotos y el cómo se vivía y moría no puede dejarnos indiferentes. El cementerio data de 1478 y es el más antiguo “superviviente judio” europeo. Al pueblo judío en Praga no se les permitió enterrar a sus muertos fuera del ghetto, por lo que tuvieron que adaptarse y tuvieron que construir las tumbas unas encima de las otras.

Antiguo Cementerio Judío

Antiguo Cementerio Judío

Resulta impresionante ver las tumbas de 12 capas e imaginar que en la zona están enterradas más de 100.000 personas en cerca de 12.000 tumbas. La última persona enterrada en el cementerio fue Moisés Beck en 1787. Las tumbas más llamativas son las de Mordechai Maisel y Rabi Löw (su verdadero nombre Jehuda ben Bezalel, el creador del Golem). El cementerio ha actuado como tal durante 300 años (1478 a 1787).

Antiguo Cementerio Judío

Antiguo Cementerio Judío

Cuenta la leyenda del Golem que los poderes mágicos del rabino Löw le permitieron combinar los cuatro elementos (fuego, agua, aire y tierra) para revitalizar una escultura sin vida, hecho de barro. ¿Por qué lo hace? Bueno, a pesar de que éste era el momento del emperador Rodolfo II, los Judios tuvieron que ser protegidos de los ataques antisemitas y el Gólem (llamado José) tenía las facultades necesarias para llevar a cabo la tarea. Para ser un protector aún mejor que su amo le da un collar especial. Fue hecha de piel de venado y estaba decorado con signos místicos. Con este ornamento el Golem se hizo invisible.

Golem de Praga

Golem de Praga

¿Hizo entonces el Golem tener éxito en llevar a cabo la tarea encomendada? Sí, sí, pero también hay un lado oscuro en esta leyenda. El ser se hizo más fuerte y más fuerte. En lugar de los hechos heroicos y útiles, el Gólem fue cada vez más incontrolable y destructivo.

Un día la gente lo encontró arrancando árboles y destruyendo la casa del rabino cuando estaba en la sinagoga cantando el salmo número noventa y dos. El rabino se apresuró a sacar la tableta y este fue el final de Golem. Luego el rabino continuó con el salmo y por causa de la interrupción, en la Vieja y Nueva Sinagoga de Praga es el único lugar en todo el mundo donde se canta este salmo dos veces.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Hitler decidió borrar no sólo a la población judía, sino también las sinagogas y los cementerios. Ordenó, sin embargo, para el cementerio viejo, que permaneciera intacto, ya que quería convertirlo en un museo después de matar a todos los Judios en Europa.

Hoteles Recomendados más Cercanos al Cementerio Judio

Dlouha Apartments

Dlouha Apartments

Four Seasons Hotel

Four Seasons Hotel

Rocco Forte The Augustine Hotel

Rocco Forte The Augustine Hotel


Horarios de apertura del cementerio:

Abre todos los días, excepto sábados y fiestas judías. El horario de apertura en invierno es 9:00 a 16:30 y en verano de 9:00 a 18:00.

La entrada cuesta 200 coronas, pero si la sacáis combinada con la sinagoga, os vale la entrada para las dos cosas 290 coronas, os merece la pena.


Cómo llegar hasta el cementerio:

Hay que bajarse en la parada “Staromestska” (línea verde del metro) y seguir el cartel que dice “hřbitov Starý židovský”.


Si queréis localizar el Antiguo Cementerio Judío en un mapa lo podéis hacer accediendo a nuestro Mapa de Praga

Otros artículos que te pueden interesar:

  • Antiguo Cementerio Judío
  • Visitas Imprescindibles
  • Antigua Sinagoga Judía
  • Otras Sinagogas Judías
  • Circuito Centroeuropa Todo Incluido: Praga, Viena y Budapest